domingo, 30 de mayo de 2010

Cuando ya no estás!

Definitivamente mi cable a tierra viene cuando viajo en los vagones del metro, miro a mi alrededor, trato de imaginar la vida de cada persona para entretenerme y al final termino imaginando la mía, pero más que imaginación e irme a la luna por donde vivo a diario, bajo desde allá y por los minutos en que dura el viaje afronto en lo que estoy, en lo que pasé y en lo que me queda por pasar.

Hace días me rondan las imagenes del último minuto, más que nada del ultimo fin de semana, cuando me dicen que ya no queda más por hacer y que se empezarán a desconectar de a poco. Recuerdo ese día como si fuera ayer, me acuerdo que me dijeron ya no queda más, y con una mezcla de rabia, impotencia, resinación, des orientación y mucha pena, acepte que la batalla había terminado, en un pasillo que se había convertido en mi paño de lágrimas esta vez no me contuvo, recuerdo que salí, afuera estaba mi tía me abrazo y me dijo que ya no quedaba nada por hacer, que era mejor que nos resigna ramos. Ese día salí del hospital al momento que me despedí de todos fui camino a la micro, se derrumbo mi vida, pensé en seguir en la micro hasta donde me llevará, poro la inercia incluida en mi cuerpo no lo permitio, me baje donde iba me junte con la mina y recuerdo que lloré junto a ella, no había nada más que hacer que llorar, ya no servía la rabia, ni la negación nada, ya estaba todo dicho.

Entre esa escena y la de los últimos minutos me eh dado vueltas estos días, en lo que se llama la muerte, esa que tanto se le teme, pero que esta a la vuelta de la esquina. Antes aunque no le temía, no se me cruzaba la idea de desaparecer de esta vida, ahora que la veo más cerca que nunca, aunque tampoco le temo, la encuentro que es una posibilidad pero es que muy cercana, de hecho todos los temores que se llevan de ella, en mi vida creo que han desparecido en un 98%, solo queda el 2% que es lo que me intriga, que hay después de ella. Donde te vas, donde queda todo lo que viviste, que pasa contigo y tantas cuestionamientos más. Que también te hago a ti, donde estas, donde te fuiste, como es que de un día para otro ya no hay ni huella de ti más que los recuerdos y tu cosas. tu esencia donde se fue quien se la llevo?

Recordándote cada día que pasa, asumiendo cada día que ya no te volveré a ver y dejando que todo siga en su curso natural y esperando alguna verte de nuevo!

La historia continúa...

lunes, 17 de mayo de 2010

Correr con los ojos cerrados!

A veces la vida te sorprende, te da fuerzas y luchas para derribar lo injusta que es, aún así es la vida, injusta, justa, normal, anormal, como sea que se le vea, es.

Siempre dije que cuando tuviera la vida en mis manos, la tomaría y la lanzaría como si fuera tirarse en paracaídas. Llevo 5 meses desde que tome las riendas de ella, y aún así no me lanzo.

Hoy caminé como no lo hacia hace mucho tiempo, con mi persona, que aunque siempre andamos en distintos lugares, y más aún ahora, que por cosas de tiempo y cansancio no la había tomado en cuenta. Siempre nos juntamos en algún lugar de la ciudad. Hoy fue en el caminar que casi a diario hago, ruta: chucre manzur-metro. Aunque cada vez que camino lo hago con alguien a mi lado, y siempre me encanto de cada detalle que tienen esos lugares. Hoy fue distinto, iba sola por la calle, y más aún con el mínimo de gente que puede caminar, a lo más una persona y vi que alguien me acompañaba, era mi yo, que se había extraviado.

Aunque no hay día en que cuestiono lo que pasó, no hay día en que no deje de pensar porque mi mamá se fue y se abrieron mil de puertas. Ni tampoco dejo de pensar en donde estará. Con todos los porqué, que ni ganas tienen de resolverse, hoy camine dejándolos de lado, solo por 10 minutos. Fue increíble pensar que aunque ya tengo todo en mis manos, en que todo depende de mí, aun estoy como espectadora, esperando que me digan usted sirve para el papel.

Me encantaría correr con los ojos cerrados otra vez, para lanzarme, pero esta vez no solo como un ejercicio, sino como filosofía de vida. Sin dejar los porque, porque si los dejo, creo que pierdo el cable a tierra que tenia hace 5 meses, el único cable que me hacia estar aquí y no trasladarme con maletas y casa a la luna.

Esta vez me gustaría correr con los ojos cerrados como una vez lo hice, pero esta vez que no sea solo 1 si no que sea siempre!

Gracias por cuidarme más de lo que lo hacías cuando estabas conmigo, gracias por cuando lanzo todo a la chuña, tu estás para ayudar a que la suerte me acompañe, y salga la cara de la moneda que elegí. Y aunque no paro de preguntarme, y no paro de extrañarte, lo único que me queda es amarte!