lunes, 17 de enero de 2011

A veces me es un poco extraño!

Cuando me le teletransporto a la playa, ese vendito lugar donde mi imaginación y mis pensamientos se vuelven nulos, es imposible que tus recuerdos no queden a flor de piel, siempre lo eh dicho el gusto por la brisa marina, el mar, la arena y todo el encanto que tiene la playa lo herede de ti.

Me sentí un poco ajena a volver a ese lugar que tantos lindos recuerdos tengo, sin tu persona la mayoría de los días eran como si estuvieras, pero como siempre sucedía nos veíamos en la mañana y en la tarde, ya que entre las miles de actividades, piscina y playa nunca se llega a un acuerdo común. Cuando vi esa cabaña repleta de gente, me dieron ganas de llamarte como lo hacia a menudo cuando necesitaba algo,ahí recién note que ya es evidente la falta que nada ni nada te harán volver a este lugar, que tus risas, tus abrazos, tus miradas, tus enojos y tu persona, ya no son parte de este lugar que se llama tierra.

Se me hizo muy extraño pensar en que ya no tendré vacaciones de cuatro, siempre serán 3 más los que se sumen, se me hizo extraño, tener que preparar todo para el viaje como tu lo hacías, ver que no herede ese bendito orden para que nada faltara. En fin, creo que te extrañe más de lo que te extraño en esta casa, quise tenerte a mi lado nuevamente, volver a la posición egoísta que muchos cuestionan, que es dejarte partir. Cuando me sentí más agobiada tome ti toalla de playa camine y camine hasta llegar a la playa, los recuerdos fueron inmediatos, caminar por esas calles que acostumbrábamos a caminar y soñar con que alguna vez el destino cambiaría y seriamos nosotros los que viviéramos en esas casas de película gringa.

A veces se me hace un poco extraño el darme cuenta que ya a pasado más de un año y te extraño como si fuera ayer, recuerdo todo como si el tiempo no pasará, veo tus cosas y conservan el polvo y los recuerdos de hace más de un año, tu cajón aún no logro ordenarlo, será que el miedo a no recordarte se me hace más fuerte.

Gracias por acompañar mi caminar! Te extraño y te amo!

domingo, 9 de enero de 2011

Eres mi razón de vivir

Nunca pensé que al perder una parte incondicional podría encontrar otra, no es igual a la anterior, pero siento esa misma incondicionalidad que sentí alguna vez.

Las palabras quedan chicas cuando digo un te amo, o cuando solo te miro y veo que eres mi pilar, no se como que no tengo palabras ni nada que dar a cambio, más que un aquí estoy. Creo que cuando más me vi en el suelo, fuiste el único que se dedico, a retarme, a escucharme o solo observame que me pasaba, como funcionaba mi forma de ser y de actuar.

Cuando te miro en el día a día, noto a veces esas ganas de mandar todo a la cresta, creo que en la vida siempre hemos tenido roles intercambiados, hoy te toca a ti seguir, yo ya deje todo tirado, es válido si también lo haces, nadie nos enseña como vivir y más aún sin tener en quien apoyarse, perdimos un pilar pero ganamos la independencia, esa que pocos logran, aunque a la fuerza pero independencia al fin y al cabo.

Pretendo estar ahí siempre, no sabemos las casualidades de la vida, pero mientras dure aquí me tienes, para reír, soñar, volar, aterrizar, pararse, vivir y lo que se te antoje.

Eres mi razón de vivir, creo que sin ti el mundo se me hubiese derrumbad más de lo que esta derrumbado hoy por hoy, mientras permanezcas en esta tierra aquí estaré.

Te amo y eres el mejor hermano que la vida me pudo a ver regalado.